Cuidado con estos anglicismos (sobre todo si estudias inglés)

Ya sabemos que hay infinidad de anglicismos, más o menos aceptables, en nuestra lengua y en muchas otras; es un tema que se ha debatido hasta la saciedad. Lo que quizá no sepamos es que tenemos anglicismos sui generis, que no se usan tal cual en inglés y que pueden llevar a error a quien maneje las dos lenguas. Presentamos una selección de casos que requieren cierta explicación y con los que tienes que tener cuidado (sobre todo si estudias inglés).

FOOTING


El footing, al menos como forma de ejercicio, no lo hemos copiado del inglés, aunque la palabra existe en ese idioma con otros sentidos. En realidad, la importamos del francés, que creó la forma por derivación idiosincrásica, juntando el lexema foot con el morfema verbal ing (véase la invención de toreador en francés, frente a torero). En inglés, para este tipo de trotecillo se usa jogging, que empleamos a veces también en español, siendo este el anglicismo de pura cepa. Y, como decíamos, existe la palabra footing en lengua inglesa; la encontramos en expresiones como to loose your footing ‘perder el apoyo del pie’, ‘pisar en falso’, to be on an equal footing ‘estar en igualdad de condiciones’, o to be on a war footing ‘estar en pie de guerra’. Cuidado, pues, con decir *I do footing o, peor aún, *I make footing; lo correcto sería I go jogging.

PARKING


En inglés no puedes decir *a parking y quedarte ahí; hay que decir a parking garage o a parking lot, formas más comunes en Norteamérica, o a car park, que se prefiere en las islas británicas. Y es que muchos de nuestros anglicismos son compuestos amputados que eliminan precisamente el núcleo del sintagma, o sea la parte con más peso significativo y sintáctico. No podemos, por tanto, decir en inglés *I’m looking for a parking, si no decimos a continuación lot o garage.

CAMPING


Con camping pasa lo mismo que con el parking. No se dice en inglés *I went to a camping, sino I went to a camping site (o a campsite). Y es que los hispanohablantes somos muy de los Rolling, mientras que los angloparlantes son más de The Stones (Stones es, naturalmente, el núcleo en el sintagma The Rolling Stones). Y si digo I went camping, lo que digo es que fui de acampada; esto no implica que fuera a un camping, palabra, por cierto, para la que no tenemos un buen equivalente en español.

LIFTING


Lo que se dice en inglés para este tipo de intervención estética es a facelift. En español se ha preferido la forma en ing, quizá por una extraña tendencia a adoptar palabras con esta morfología (véanse los anteriores) que ha degenerado en aplicar el sufijo a casi todo, sea de raíz inglesa o no (como en el caso de puenting, que en inglés de verdad es bungee jumping, o en el de edredoning o balconing). Usar este lifting con ese sentido en su lengua original puede causar bastante desconcierto. 

CHRISTMAS


Christmas también es de la familia de los anglicismos mutilados, aunque no acabe en –ing, porque de Christmas card ‘tarjeta de Navidad’ hemos eliminado precisamente la palabra que designa al objeto. *I sent you a Christmas, por tanto, queda bastante cojo. En cualquier caso, muchos hispanohablantes prefieren decir tarjeta, postal o felicitación navideña.

PIERCING


Sí, piercing es inglés genuino y se puede decir I have a piercing sin que quede incompleta la expresión, al contrario de lo que ocurría con camping y parking. Lo que no puedes decir, pues causaría mucha extrañeza, es I lost my piercing si has perdido el adorno metálico, ya que el término en cuestión, en su lengua de origen, se refiere exclusivamente al agujero. Lo que uno se pone y se quita son los rings o studs.

CHOPPED/CHÓPED


Esta palabra (que rima con López, al menos en Madrid) se refiere a un producto cárnico procesado que se puede enlatar o embutir con forma y aspecto de mortadela. De manera similar a otros casos que hemos visto, aquí se ha tomado un sintagma completo, chopped pork (más o menos ‘cerdo picado o triturado’) y, aunque a veces se mantiene así, sobre todo en el etiquetado, tendemos a quitar, una vez más, el núcleo y dejar el adjetivo huérfano. No es que sea siempre un disparate hacer eso; en inglés, muchas veces el adjetivo sustituye a la frase completa (p. ej., physical reemplaza a physical examination, ‘examen médico’) y se convierte en sustantivo (véase la forma plural physicals). En español hacemos también eso mismo en muchos casos, por ejemplo, con asado y cuajada. El problema es que, si los nativos no lo han hecho antes, no podemos suponer que chopped en inglés pueda reemplazar a chopped pork.

PEN DRIVE


El caso de pen drive o pendrive es más extraño. Aunque en español utilizamos esta expresión para referirnos a la unidad extraíble de memoria USB de los ordenadores, muchos hablantes nativos no la emplean en inglés; utilizan, en cambio, expresiones como flash drive, USB drive, thumb drive y memory stick. Pero lo cierto es que pen drive figura en diccionarios de inglés. Parece ser que no es de uso generalizado en lengua inglesa. En cualquier caso, no olvidemos que en español puede decirse también «memoria USB».

MASTER/MÁSTER


El nombre completo que recibe en inglés la primera titulación de posgrado es master’s degree. Y en este caso se puede descabezar (ahora sí) el sintagma y reducirlo a master’s; eso sí, siempre con el famoso genitivo sajón. Es un error, por tanto, decir cosas como *I have a master, que puede entenderse como Tengo un amo, o *I did a master, que alguna mente sucia podría interpretar como He tenido relaciones íntimas con un amo. Lo que hay que decir para evitar estos malentendidos es I have a master’s y I did a master’s.  En español a veces se dice magíster y maestría, sobre todo en Hispanoamérica.

ZAPPING/ZAPEAR


Con zapping tampoco se puede ser muy tajante y decir que no se usa esta palabra para hablar del cambio de canales televisivos con un control remoto. En inglés existe el verbo to zap y tiene, entre otros, ese sentido. Lo que sí es cierto es que no es muy popular tal uso entre los hablantes nativos, que prefieren expresiones como channel surfing y channel hopping. Al zapping, pues, le ocurre lo que al pendrive: existe, pero no es profeta en su tierra. Por cierto, el control remoto de la tele recibe a veces el apodo de zapper.

Autores: Juan Manuel Seco del Cacho y Diego Varela Villafranca

1Comment
  • Gill Raker
    Posted at 00:30h, 07 marzo Responder

    –y no digas “rango”, relativo ordinal de categoría o nivel, si estás pensando en “range” relativo a la ocupación de un espacio o tiempo por algo o alguien … ;)

Enviar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza «cookies» para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas «cookies» y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies