Nombres de marcas (I): estreptococos, vientos y estrellas

Nombres de marcas (I): estreptococos, vientos y estrellas

Generalmente damos por hecho que el nombre de una marca es ese y ya está. Pero detrás de cada nombre hay una historia. A veces es simplemente el apellido de la persona que la creó, otras veces hay que escarbar un poco más para descubrir que el origen está en estreptococos, vientos y estrellas. Aquí veremos estos y otros casos curiosos del origen del nombre de algunas marcas.

smart®

Se puede pensar que el pequeño tamaño de los coches de la marca smart® es una idea inteligente y que por eso se les puso el nombre de smart (‘inteligente’ en inglés). Algo tiene que ver, pero en verdad smart es un acrónimo (de los llamados contrived acronyms ‘acrónimo artificial’, como AVE, CREA, CORDE o CAPTCHA) formado con la palabra art junto a la de Mercedes y, sorprendentemente, la S de Swatch. Sí, la marca de relojes montó la empresa con Mercedes y peleó para dejar su huella en el nombre de la marca. En cuanto a la c del logo, viene de compact.

Otro acrónimo artificial o teledirigido relacionado con la inteligencia es el nombre de intel®. Pese a que podría parecer que el nombre es un acortamiento de intelligence, en verdad viene de integrated electronics.

Uber®

Sigamos con coches. La compañía de transporte compartido Uber® toma su nombre de la palabra uber, comúnmente usada en inglés coloquial con el significado de ‘genial’ o ‘súper’. Esta palabra no viene del uber en latín que dio nuestro ubérrimo, sino del alemán über ‘sobre, encima’ (relacionado con over en inglés). Esta palabra forma parte, por ejemplo, de la denominación en alemán del superhombre de Nietzsche: Übermensch.

Subaru®

Volviendo a las marcas de coches, recupero la explicación que ya dimos en Twitter sobre el origen del nombre de la marca japonesa Subaru® y de su logo:

 

Se usaron en el logo las Pléyades como símbolo de unión de las 5 empresas que fundaron Subaru®. La estrella grande representa esta nueva empresa.

Volkswagen® y sus modelos

Quizá sepas que Volkswagen significa literalmente ‘coche del pueblo’, de volks ‘pueblo’ (compáralo con folklore o con That’s all folks!). También puede que sepas que la marca nació después de que Hitler eligiera la propuesta de Ferdinand Porsche para llevar a cabo la creación de una fábrica de coches competitiva y apta para todos. Pero quizá seas de los que creen que el Golf de VW toma su nombre del deporte. En teoría, no es así. Muchos de los modelos de Volkswagen toman el nombre de vientos y el Golf es uno de ellos. Así, Golf hace referencia a la Corriente del Golfo (Golfstrom en alemán). Por su parte, Passat es la palabra alemana para lo que nosotros llamamos vientos alisios y Jetta viene de jetstream ‘corriente en chorro’. Si esto no te convence, solo tienes que pensar en el modelo Scirocco, en el que es más fácil ver el nombre de un viento, en este caso el siroco o viento sudeste. En cambio, se dice que el Polo no se llama así por los vientos polares, sino que en este caso sí es por el deporte.

Strepsils®

Si con tanto viento te pones malo, no tienes más que tomarte un Strepsils®. Así te librarás de los estragos de los estreptococos, que dan nombre a la marca y que pueden causar dolor de garganta. El nombre de la bacteria viene de streptós ‘trenzado’ y kókkos ‘grano’. Otra bacteria con forma distinta es el estafilococo (de staphylḗ ‘racimo de uvas’).

Cinesa®

Si smart se puede considerar un acrónimo artificial, teledirigido o ad hoc, también lo es Cinesa. Pese a lo que pueda parecer, el nombre de esta empresa dedicada al cine no es la mera unión de la palabra cine y las siglas SA (de sociedad anónima). No. Cinesa es el acrónimo de Compañía de Iniciativas y Espectáculos más S. A.

Netflix® y HBO®

¿Te has planteado alguna vez por qué Netflix® se llama así? En este caso, es fácil saber que net viene de internet, pero no tanto que flix viene de  flicks, plural de flick, palabra que se usa informalmente con el significado de ‘película’. Por su parte, HBO®, el canal de televisión donde ponen Juego de tronos, tiene pinta de sigla y lo es. Viene de Home Box Office.

Pastas Gallo®

¿Qué tiene que ver un gallo con la pasta? Si uno investiga un poco, descubre que Gallo® fue pionero en utilizar trigo duro. ¿Lo de Gallo viene porque ese es el trigo con el que se alimenta a los gallos? No. Pregunté a Gallo® y amablemente me respondieron lo siguiente:

«Por el analfabetismo de ese momento [se refiere a principios del siglo XX], muchas eran las marcas que tenían un animal como símbolo, de forma que los compradores pudieran pedirlas viendo el dibujo: Lejía Conejo, Pastas Gallo, Ardilla, El Pavo, pastas/cervezas El Águila, Norit (el del borreguito)… La elección del animal en cuestión, vino porque la 1.ª fábrica estaba en la calle Gallo».

Apellidos®

Antes de saber la respuesta, pensé que Gallo podía venir del apellido de su fundador. Aunque en ese caso no era cierto, hay muchos casos en los que el nombre viene verdaderamente del apellido del fundador. Por ejemplo, el nombre de Dr. Oetker® viene del apellido del inventor alemán Dr. August Oetker, el de Brugal® del apellido del emigrante español Andrés Brugal Montaner, el de Tanqueray® del apellido del inglés Charles Tanqueray, el de Ryanair® del apellido del ya fallecido Tony Ryan, el de Gant® del apellido del inmigrante judío ucraniano Bernard Gantmacher y Cuétara® y Fontaneda® de Juan Gómez Cuétara y Eugenio Fontaneda Millán, respectivamente.

Lugares®

Igual que algunos ponen su apellido a la marca, otros le ponen el de un lugar relacionado con ella. La ginebra Citadelle debe su nombre a la ciudadela de Dunkirk o Dunkerque (en el norte de Francia), donde se empezó a producir en el siglo XVIII después de la autorización de Luis XVI. Cruzcampo® se lo debe al templete de la Cruz del Campo, que estaba cerca de la primera fábrica de Cruzcampo® en Sevilla. Sin movernos de Andalucía, Aurgi (de tiendas Aurgi®, los de Mario y la Rebe) es el nombre antiguo de Jaén (se puede encontrar aurgitano en el DLE). Freixeneda significa en catalán ‘fresneda‘ o ‘lugar de muchos fresnos’. Según parece, al niño que creció en la masía rodeada de fresnos, le llamaron Freixenet y de aquí se tomó el nombre de la productora de cava Freixenet® que nació allí. Por su parte, de  Echo Bay, territorio en Nevada (Estados Unidos), viene eBay®, pues, al parecer, el nombre del lugar, frecuentado por su fundador (Pierre Omidyar), le sonaba bien.

Para terminar, otra marca con nombre de lugar: Superga®. Estaba leyendo un libro de fútbol y me salió el triste accidente de 1949 en el que el avión del Torino se estrelló contra la basílica de Superga en Turín. La curiosidad de saber si este Superga tenía que ver con la marca de zapatillas fue el origen de esta entrada. Efectivamente, la marca nació en 1911 en Turín, donde se encuentra la colina que lleva el nombre de Superga.

Con este pequeño repaso al nombre de algunas marcas, terminamos. Si querías más, no te preocupes: habrá más en futuras entradas. Si no puedes esperar, te recomiendo que le eches un vistazo a la página Marca por hombro, llena de curiosidades sobre marcas. Puedes empezar por este artículo. ¡Hasta la p®óxima!

No hay comentarios

Enviar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza «cookies» para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas «cookies» y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies