Joyas lingüísticas del reguetón

Joyas lingüísticas del reguetón

Hace algún tiempo se atribuyó a Pitbull —parece que por error— una cita en la que decía que sus letras se inspiraban en Cortázar y Neruda. Aquí no vamos a ver joyas literarias como las de esos autores, pero sí vamos a presentar auténticas joyas lingüísticas que se pueden encontrar en las letras de canciones de reguetón de Pitbull y compañía. Juzguen ustedes.

Michael_ellis_imagereguetón

La propia palabra reguetón (de reggaeton), presente en el diccionario de la RAE, es una joya, aunque solo sea por su sonoridad. Acuñada, según el propio diccionario, por el panameño M. Ellis en los años ochenta, se formó juntando la voz reggae con un sufijo aumentativo. A su vez reggae, palabra del inglés jamaicano, podría estar relacionada con rag (‘harapo’).

ya tú sabes

Como se explica en la Gramática de la RAE, en el español de Antillas pueden aparecer pronombres de sujeto delante del verbo en interrogativas (¿Qué tú dices?) o en oraciones que empiezan por adverbio, como Ya tú sabes.

Puesto que los orígenes del reguetón están en el Caribe, es normal que haya bastantes ejemplos de este fenómeno. Así, la canción Hasta el amanecer, de Nicky Jam, estadounidense, pero de ascendencia puertorriqueña y dominicana, empieza con un rotundo Cómo tú te llamas, recogido tal cual en la Gramática. También hay un ya tú ves en la reciente Ay mi Dios, de Yandel (otro puertorriqueño), y un dime qué tú quieres, en una interrogativa indirecta, en Nota de amor, en la parte que canta Wisin, también puertorriqueño.

daddyEstos sujetos antepuestos son quizá de lo más representativo del reguetón, junto con los muchos casos de pasar combinado con lapasarla bien. En España diríamos pasarlo. En la Gramática se indica que el uso de la es típico del español americano. De esta manera, se puede encontrar un por ahí me enteré que muy mal la estás pasando en Te pintaron pajaritos, de Yandar y Yostin, o un qué bien la pasamos los dos en Entre la playa ella y yo, de Big Yamo o esta noche contigo la pasé bien de Lo que pasó pasó, de Daddy Yankee, pero hay muchos otros casos.

gozadera

El año pasado muchos tuvimos la suerte de descubrir dos joyas que llevaban ya por ahí algún tiempo. Por un lado, descubrimos a Gente de Zona (grupo representante del reguetón de Cuba, el cubatón), que ya para entonces había sacado canciones algo menos conocidas, pero bastante buenas, como Homenaje al BenyLa PalestinaEl animal. Y por otro lado, descubrimos la preciosa palabra gozadera, que a algunos se nos había escapado en canciones anteriores como Bon bon, de Pitbull.

NULEn el DLE se define gozadera como ‘fiesta bulliciosa con bebida y baile’ y se indica que se usa, precisamente, en Cuba. En la Gramática se incluye gozadera entre los sustantivos del español americano formados con el sufijo -dera, que implica reiteración o intensidad, y que se ve en otras palabras como vomitadera o gritadera.

En esta canción también se dice en un momento para los parceros y las parceras. Se refieren, según parece, a los amigos íntimos. Ya en un diccionario de 1788 se define parcero como ‘compañero’, relacionándolo con parcería (o aparcería), algo así como una acción comercial conjunta. En español general tenemos aparcero, que viene del latín tardío partiarius ‘partícipe’ y que en Argentina, Bolivia o Uruguay significa ‘compañero, amigo’.

papichulo

Otro gran descubrimiento que hicimos gracias al reguetón (y a la serie de Frijolito, por supuesto) fue papichulo, que salía en la rompedora canción de Lorna. A pesar de la expresividad y belleza de la palabra, hubo gente que lamentó su entrada en la última edición del diccionario de la RAE. Y eso que la definición no tiene desperdicio: ‘hombre que, por su atractivo físico, es objeto de deseo’. Los países donde señala el DLE que se usa son México, Paraguay y Puerto Rico. Lorna era panameña, pero de origen mexicano. En Puerto Rico usan también papichulín (o papichulin) para referirse al ‘adolescente apuesto, buen mozo’, según el Diccionario de americanismos, donde se da un sinónimo también maravilloso: papisongo.

The_Last_Don_2_CoverUna palabra en cierta manera relacionada y también genial es tíguere, que aparece por ejemplo en Una vaina loca, del cantante de origen dominicano Fuego. En el Diccionario de americanismos se indica que en la República Dominicana el tíguere es la ‘persona golfa, descarada o atrevida’. Creo que no hace falta decir de dónde viene esta palabra. Por si acaso, doy una pista: se ha creado por medio de un proceso de anaptixis a partir del nombre de un felino.

estoy suelta como gabete

Estoy suelta como gabete es seguramente una de las frases más memorables del reguetón. Aparecía en el himno reguetonero Dale Don dale, de Don Omar. El sentido se intuye, pero ¿qué es un gabete?

Según el Diccionario de americanismos, en Puerto Rico (país de origen de Don Omar), gablove-shoesete o cabete es el cordón de los zapatos. Así que estar suelta como gabete significa algo parecido a ‘estar desatada’. Los que no usan cabo habitualmente con el sentido de ‘cuerda’ que sepan que esta voz es la que se ve en expresiones como atar cabos o cabo suelto. Cabo viene de caput ‘cabeza’, sentido que parece tener en de cabo a rabo (aunque en su origen parece que era de cabo a cabo, lo que significaría ‘de extremo a extremo’).

jangueíto

El dúo puertorriqueño Plan B canta a mi vecinita le gustan los jangueítos. Además, en otro himno reguetonero como Gasolina, de Daddy Yankee, se dice mi gata no para de janguiar.

¿Qué son jangueítojanguiar? Un jangueo es como se conoce en Puerto Rico, según el Diccionario de americanismos, a la ‘distracción al compartir con compañeros y amigos charla, bromas o chistes en un café o en la calle’. Pitbull_the_rapper_in_Sydney,_Australia_(2012)Y janguiar o janguear es en la lengua popular de Estados Unidos ‘divertirse alguien o estar ocioso, desocupado’ y en Puerto Rico ‘salir a divertirse alguien’.

¿De dónde vienen estas palabras? Pues nada menos que del inglés to hang [around] (algo así como ‘juntarse’). De hecho, también se documenta hanguear.

Y ya que estamos con el espanglish, en Baddest girl in town, otra de Pitbull (con un gran comienzo además), se utiliza joseadora.

¿Qué significa? En el Diccionario de americanismos se dice que esta palabra se usa en Cuba con el significado de ‘persona que se esfuerza por conseguir lo que desea’ y en Puerto Rico con el de ‘persona, aprovechada, trepadora, oportunista’. Aunque Pitbull es cubano, parece que en la canción tiene más bien el segundo sentido.

¿De dónde viene? Del inglés to hustle ‘afanarse’. Josear y joseador se usan en béisbol para hablar del jugador que se deja la piel.

2604494470_1c8a0810ea_bEn la misma canción de Pitbull se dice parisea 24 horas (yo pensaba que decía farisea). En Puerto Rico, parisear (o parisiar, como se usa en Ven báilalo, de Ángel y Khriz, puertorriqueños) viene de pari ‘fiesta’, del inglés party. Así que parisear es ‘irse de fiesta’.

Y hay muchos otros ejemplos de espanglish, como presear, que aparece insistentemente en la ya mencionada Lo que pasó pasó, de Daddy Yankee, y significa ‘presionar a alguien’, del inglés to press.

Se utiliza además doble u como calco del inglés double u para referirse a la letra w, inicial de Wisin, al que se llama así en Noche de sexo y en casi todas (si no todas) las canciones en las que participa, siguiendo esa simpática costumbre de llamarse unos a otros que tienen los cantantes de reguetón.164px-Calle_de_Calderon_de_la_Barca_(Madrid)

oye nomás

En la muy famosa Qué tengo que hacer, de Daddy Yankee, se oye bastante oye nomás, oye nomás. En la Gramática se explica que nomás (o no más) se usa en América con el sentido de ‘solamente’ o con el de ‘simplemente’. Esta expresión se usaba ya en el Siglo de Oro con el sentido de ‘solamente’, como en Una cosa no más apetezco, de Calderón de la Barca.

Hoy en América tiene muchos sentidos. Se usa hasta como diminutivo: Ahí nomasito, a la derecha.

vallenato

Shakira_2011Y para terminar incluyo la llamativa palabra vallenato; sí, con uve. Sale, por ejemplo, en Nota de amor y en la reciente La bicicleta de Carlos Vives y Shakira. Es un baile popular típico de Valledupar (Colombia), de cuyo nombre podría venir la sorprendente v, aunque hay muchas otras teorías, alguna de las cuales se podría relacionar con la homonimia parasitaria.

tayrona

Y con vallenato podemos dejar por el momento esta entrega de joyas lingüísticas del reguetón. Muy probablemente volveremos con más, no solo para hablar de las que no han cabido aquí, como blinbinear, no te me ajores, frontear y frontúa o guaya, sino también para hablar de las futuras joyas con las que seguro que nos sorprende el reguetón.

Espero que esta entrada haya supuesto una auténtica gozadera lingüística. ¡Ah! Y, si alguien echa en falta alguna joya indispensable, que, por favor, nos la diga.

32 Comentarios
  • Quekan
    Posted at 18:21h, 26 Julio Responder

    Buenas.
    Soy colombiano, aunque soy de la región andina puedo decir que Valledupar tiene dos gentilicios, vallenato y valleduparense,
    Aunque el reguetón no me gusta y de hecho lo condeno como género musical, me parece muy bueno tener este acercamiento a palabras de otras variedades del español, algunas con una sonoridad que me resulta llamativa, otras no tanto.

    • Juan Romeu
      Posted at 20:12h, 27 Julio Responder

      ¡Muchas gracias por la información! Un saludo.

    • carlos alberto martinez Gallardo
      Posted at 20:54h, 16 Agosto Responder

      no es valleduparense es valduparense y ese, supuestamente, es el gentilicio más acertado.

  • Jorge palacio
    Posted at 14:39h, 27 Julio Responder

    ¡Qué buen artículo! Muchas gracias por el esfuerzo.

    • Juan Romeu
      Posted at 20:13h, 27 Julio Responder

      ¡Es un placer! Muchas gracias a ti por leerlo.

  • Iam Argo
    Posted at 16:36h, 27 Julio Responder

    Interesante. Un idioma es un organismo “vivo” que desde su nacimiento está en constante cambio. De hecho, nace de cambios en un idioma anterior y de la influencia de otros idiomas. Por ejemplo, el latín “vulgar” se convirtió en nuevos idiomas conocidos como “romances” (de Roma).

    Cada idioma experimenta cambios constantes, a tal grado que el castellano original, según aparece en la primera obra literaria de esta lengua romance de Castilla: “El cantar de mío cyd” (c. 1100), no puede ser comprendido por hablantes de castellano en la actualidad. Aun el castellano en “Don Quijote”, cientos de años después, en la época medieval, es muy diferente al actual.

    Así sucede con todos los idiomas en el mundo. Como el artículo es acerca de un tipo de música antillana, se ven cambios lingüísticos y nuevo vocabulario propios de esa zona. Pero, una gira por cualquier otra región reflejaría otros cambios y palabras de esa zona en específico.

    Suramérica, que tiene una gran extensión territorial, ofrece una grandísima variedad de “castellanos” influenciados por el alemán (en Chile), el italiano (en Argentina) y por muchas lenguas indígenas a lo largo de todo este territorio. El mejor ejemplo es el “español andino”, hablado en Ecuador, Perú y Bolivia, cuya pronunciación y vocabulario tienen una gran influencia del quechua. A parte de esto, en todos estos países, el resto de Latinoamérica y España, existe una gran influencia de anglicismos, en igual magnitud.

    En realidad, en el presente, todos los idiomas están influenciados por el inglés (lea escritos en cualquier idioma y lo verá), así como el inglés contiene un porcentaje bien alto de vocabulario francés, y tiene una gran influencia del latín y el griego.

    Nota: “papichulín” es en realidad “papichulin” (sin acento; fuerza de pronunciación en “chu”).

    • Juan Romeu
      Posted at 20:15h, 27 Julio Responder

      Muchas gracias por la explicación. Muchas gracias también por la nota. En el “Diccionario de americanismos” se recogen las dos opciones. Añadimos al texto la variante “papichulin” llana.

      • Iam Argo
        Posted at 03:28h, 28 Julio Responder

        Por nada, Juan Romeu. Para mí es un placer escribir de este tema. Gracias a ti por responder y por enseñarme la variante con acento. No la conocía como aguda.

  • Maria
    Posted at 22:25h, 27 Julio Responder

    Así sí me gusta el reggaetón

    • Juan Romeu
      Posted at 16:43h, 28 Julio Responder

      ;)

  • Tiara
    Posted at 13:36h, 28 Julio Responder

    Magnífico artículo para todos aquellos a los que nos interesan las variedades americanas del español y la lengua en general. Divertido e interesantísimo.

    • Juan Romeu
      Posted at 16:45h, 28 Julio Responder

      Muchas gracias por el comentario. Es un placer oír que a alguien estas cuestiones le resultan tan interesantes y divertidas como a nosotros. Un saludo.

  • miguel valdés
    Posted at 06:32h, 29 Julio Responder

    Interesante mirada a las variantes diatópicas del español a través de uno de los géneros más dinámicos de la actualidad, siempre desde el respeto y la comprensión. En el caso de parcero creo que incluyeron esa palabra tal vez por motivos de rima o composición porque en el español estándar de Cuba no se usa y dudo que mucha gente conozca su significado.

    • Juan Romeu
      Posted at 14:34h, 01 Agosto Responder

      ¡Muchas gracias por el comentario!

  • Mauro
    Posted at 09:53h, 30 Julio Responder

    Hola. Felicidades por tan ocurrente e instructivo artículo. Soy filólogo cubano y permíteme hacer una puntualización. En el caso de “josear”, que más bien debería ser “jocear”, no viene del espanglish, sino de “joceo”, que se deriva de “hoceo”, que a su vez viene de “hozar”, que el DRAE explica así: Del lat. vulg. *fodiāre ‘cavar’. 1. tr. Mover y levantar la tierra con el hocico. U. t. c. intr. Los cerdos hozan y gruñen.
    Gracias.

    • Juan Romeu
      Posted at 14:36h, 01 Agosto Responder

      Muchas gracias por el comentario y por la información. Para el origen de la palabra «josear» nos hemos basado en la indicación del «Diccionario de americanismos» de la RAE (http://lema.rae.es/damer/?key=josear). Bueno es saber que hay otras teorías. Muchas gracias nuevamente. Un saludo.

  • Andrés
    Posted at 03:57h, 31 Julio Responder

    ¡Juan, sos un crac! Te agradezco montones que hayás escrito este artículo. Debo confesar que mis dos cosas favoritas en la vida son la lengua española y el reguetón (¡no me arrepiento de nada!).
    ¡Tenés que escribir otra nota con las palabras que te faltaron! Por favor decinos cuando esté lista ;)

    • Juan Romeu
      Posted at 14:37h, 01 Agosto Responder

      Hola. Muchas gracias por el comentario. Sí, en cuanto podamos preparamos una segunda entrega. Se admiten sugerencias. Un saludo

  • LeonSand
    Posted at 04:22h, 09 Agosto Responder

    Hola:
    En Colombia utilizamos mucho «parcero» y su apócope, «parce», como vocativo; es nuestra forma de llamar al amigote, camarada, colega, compadre, compa, cuate, pana, ‘mano, pata, ñaño, etc. Por supuesto que las mujeres son parceras. En efecto tiene origen campesino: inició como «aparcero» entre los labriegos de parcelas ajenas. Que aparezca en el reguetón. El vallenato es el oriundo del valle del río Upar, en especial un mosquito típico de allá que picaba a los campesinos quienes hace muchas décadas dieron forma al género musical vallenato.
    Suerte, parces.

    • Juan Romeu
      Posted at 15:09h, 09 Agosto Responder

      Hola. Muchas gracias por la interesantísima información. Un saludo.

  • Palabra de narco - SinFaltas.com
    Posted at 21:46h, 12 Septiembre Responder

    […] vimos al hablar de las joyas lingüísticas del reguetón y aquí también lo encontramos. Como se indica en la Gramática, en las indirectas parciales (las […]

  • GuiVlez
    Posted at 20:05h, 03 Octubre Responder

    Veo un grave error en el texto. La palabra reggaetón fue introducida por Daddy Yankee en la década de los 90 en un disco de DJ Playero. Si buscan la verdadera historia del reggaetón sale Daddy Yankee como su creador.

  • Javier
    Posted at 22:44h, 12 Diciembre Responder

    Se agradecen articulos tan bien redactados y didacticos como el que habeis planteado.
    Muchas gracias y felicitaciones.

  • Berenice
    Posted at 10:10h, 14 Diciembre Responder

    Vallenato es del mismo tipo de composición que neonato. Valle-nato, nato en el valle, un ritmo que surgió de Valledupar.

    • Juan Romeu
      Posted at 17:27h, 15 Diciembre Responder

      Gracias por el apunte. Un saludo.

  • Mel Toledo
    Posted at 17:09h, 31 Diciembre Responder

    Buenísimo, así, con la innovadora variante que deja atrás a nuestro nostálgico “bonísimo”. En Perú no tenemos mucha creación reguetonera, pero sí que es un estilo musical popular que impone términos y usos lingüísticos en sus seguidores. ¡Celebremos la diversidad de nuestra lengua! Saludos limeños.

  • bea
    Posted at 00:08h, 03 Enero Responder

    PAPICHULO NO SE USA EN PARAGUAY. ES UN ERROR DE TIPOGRAFÍA DE LA RAE.

    DEBERÍA DECIR PAN. POR PANAMÁ. Y NO PAR. POR PARAGUAY.

    ESE TÉRMINO ES DE CENTROAMÉRICA, DEL HABLA DE LOS NEGROS, EN PARAGUAY JAMÁS DECIMOS PAPICHULO.

  • Rosa
    Posted at 09:37h, 03 Enero Responder

    Gracias por este artículo está muy interesa te y muy bien explicado. El papel dela música es ser el vehículo para aprender idiomas! Podemos estar de acuerdo o discrepar con el tipo musical pero que llega a todas partes del mundo, sí que lo hace.
    Hoy en día muchos jóvenes se interesan por nuestro idioma (castellano o español) a través de las canciones y empiezan a aprenderlo.

    • Juan Romeu
      Posted at 14:55h, 20 Enero Responder

      ¡Muchas gracias por el comentario! Sí, de la música se puede aprender mucho y parece que ciertamente los jóvenes se interesan cada vez más por nuestra lengua. Un saludo

  • Fabiola Ortiz
    Posted at 14:48h, 20 Enero Responder

    No soy seguidora del reguetón por sus letras tan “vacías”, en lo que considero pasa en la mayoría de las canciones, sin embargo, he considerado este artículo muy interesante y me ha hecho caer en cuenta de lo rica y variada que es nuestra lengua. No podemos dejar a un lado los términos fascinantes que ha dejado este género musical. ¡Fascinante artículo!

    • Juan Romeu
      Posted at 14:57h, 20 Enero Responder

      Hola. Nos alegramos de que el artículo le haya interesado incluso a alguien a quien no le gusta el reguetón. Es justo lo que queríamos conseguir. Nuestra lengua es verdaderamente fascinante. Muchas gracias por el comentario. Un saludo

Enviar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza «cookies» para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas «cookies» y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para más información.

ACEPTAR