«Bugs» ortográficos

«Bugs» ortográficos

Como en todo sistema, en una lengua puede haber bugs (o errores de funcionamiento) que llevan a auténticos callejones sin salida. Aquí presentamos algunos bugs ortográficos del español y proponemos una solución posible para cada uno de ellos.

salle

El bug de salle se hizo muy conocido hace poco, pero algunos ya llevábamos con él en la cabeza desde pequeños.

¿Por qué es un bug?salle

Porque algo que se puede pronunciar no se puede escribir. Al juntarse en la escritura la l del imperativo sal de salir con el pronombre le (o les), en casos como Salle al paso, la secuencia -ll- parece una elle.

¿Se puede resolver?

La Ortografía de la RAE es tajante ante este problema. Dice que la secuencia ll se debe pronunciar forzosamente como una elle, por lo que es imposible representar por escrito esta palabra.

Lo mismo podría ocurrir en otros casos algo rebuscados como Angelluís, avrillavignista, millíneas, malladrón [calendario] sollunar (si se escribe sin guion).

Avril_Lavigne_in_Hongkong_Press_croppedPara evitar esto se han propuesto muchas soluciones, como usar un guion (sal-le), un punto medio como el del catalán (sal·le), una coma, un punto, un espacio, una h (salhle) e, incluso, optar por cambios morfológicos o sintácticos (sálele, salile sal al encuentro de él). Se pueden ver muchas otras ingeniosas propuestas aquí.

La solución más razonable y menos ajena al español parece la de poner el guion, que es el signo que en otros casos sirve para separar, sin dejar de unir, dos elementos que por distintas razones no pueden aparecer juntos en una palabra, como un prefijo y una mayúscula o un número: pro-Casillas o sub-21.

Otra opción, que no aparece en la lista a la que hemos remitido antes, sería usar el circunflejo. Como ya dijimos, antiguamente el circunflejo se podía poner en vocales que seguían en español a ch x para indicar que estas consonantes no se pronunciaban como solían, es decir, como una ch y una j, sino como una k y una x, respectivamente: monarchîa, exêquias. De igual manera, se podría poner circunflejo sobre la e para indicar que la secuencia ll se pronuncia de forma distinta a la habitual: sallê.

Nuestra solución: sal-le.

la baca y la vaca

Ya en el cole nos habló un profesor del bug de las dos [bácas].

¿Por qué es un bug?

Nuevamente estamos ante un caso de algo que se puede pronunciar, pero en principio no escribir. Si en el coche se lleva una vaca en la baca y en un frenazo se caen las dos, se puede decir que se cayeron las dos [bácas], pero no parece que se pueda escribir.

bacas¿Se puede resolver?

El problema aquí es que las palabras son homófonas, pero no homógrafas. Así, oralmente se pueden tratar como iguales, pero no por escrito. Por lo tanto, aunque se diga [bácas], se debería escribir baca y vaca.

Lo mismo ocurría en el caso de Xavi y Xabi (Alonso) cuando jugaban juntos. Aquí también habría que escribir Xabi y Xavi, igual que se escribiría Xavi e Iniesta, que en la escritura son palabras igual de distintas.

Y se pueden inventar más ejemplos, como que un rayo cayó sobre dos [áyas], referido a aya y haya, o que vi a las dos [elénas], refiriéndonos a una Helena y a una Elena, así como otros casos de lo que se podría llamar dilogías fónicas.

Nuestro profesor, si no recuerdo mal, proponía representar la letra como el fonema /b/ (las dos /b/acas o [b]ácas), pero esta representación fonética sería muy extraña en español (aunque es también una de las propuestas para salle: [sál.le]).

Nuestra solución: la baca y la vaca.

a El Cairo

La regla de no poder fusionar la preposición con el artículo si este forma parte de un nombre propio crea incertidumbre y parece no ajustarse a la realidad.

cairo¿Por qué es un bug?

Porque, aunque se pronuncie claramente [al] o [del] en casos como viaje a El Cairo o el protagonista de El padrino, se recomienda escribir El o de El, lo cual choca con la pronunciación.

¿Se puede resolver?

Una posibilidad sería escribir dEl, pero, aparte de que en español no se permite la combinación de mayúsculas y minúsculas en una misma palabra (salvo en ciertas siglas), este recurso no serviría para al. Además, en ese caso, ¿habría que escribir la parte El de dEl en cursiva cuando el nombre propio es el título de una obra?

Otra opción es usar el apóstrofo (que no apóstrofe) y escribir d’El padrino (y ya de paso ponérselo a casos como el’agua para indicar que ese el es el antiguo artículo ela apocopado). También se podría escribir de‘l padrino, con aféresis de la e de el, para que también funcionara con al: a’l Cairo. Godfather_puppetmasterLo malo es que en estos casos seguiríamos teniendo el problema de la cursiva.

Nuestra solución: quizá aquí lo más recomendable sería evitar la contracción al pronunciar.

Sobre este bug hay que añadir que antiguamente eran también problemáticos los casos de la secuencia del del que se daban en casos como el problema del del bar es que, para los que la RAE recomendaba que alguno de los dos del (preferentemente el segundo) se escribiera de el. No obstante, ahora ya se prefiere escribir del del.

los CD

Este es otro de esos casos en los que la solución de la RAE no contenta demasiado.

¿Por qué es un bug?

Nos encontramos ante otro caso en el que es difícil plasmar por escrito lo que se dice. Al escribir el plural de siglas como CD, ONG DNI, que se pronuncian [cedés], [oenegés] y [deneís], si se pone una S mayúscula, esta podría confundirse con otra sigla y, si se pone minúscula, se infringe la regla de no combinar minúsculas y mayúsculas en una palabra. Dvd_cd_diskEs cierto que precisamente en las siglas se pueden combinar ambos tipos de letra, pero eso haría que la s minúscula también se pudiera confundir con una sigla.

¿Se puede resolver?

La RAE dice que las palabras de alrededor dejan ver si la sigla está en plural, como los en los CD. No obstante, existen casos en los que el contexto no ayuda, si es que lo hay.

Otra opción es la de usar el apóstrofo en estos casos, como en inglés (CD’s), pero la RAE rechaza el empleo de este signo, igual que en expresiones como los 80’s (aquí con más razón porque no se dice los ochentas).

Se podría también desarrollar la sigla en la escritura. De hecho, en el caso de ONG, la RAE ya recoge oenegés. Igualmente se podría escribir cedésdeneís. Sin embargo, tampoco esto parece lo más acertado cuando lo que se intenta al usar siglas es reducir caracteres.

Nuestra solución: los CDs. Aunque la RAE censura también los 80s, en el caso de CDs sí se pronuncia un plural y no parece que la s se pueda confundir con una sigla.

pizzería

Palabras como pizzería son híbridos que tienen parte de extranjerismo (pizz-) y parte de palabra del español (-ería).

híbrido¿Por qué es un bug?

Porque como extranjerismos se deben escribir en cursiva, pero la parte en español no tendría por qué. Así, pizza se debe escribir en cursiva porque la pronunciación de la secuencia -zz- como [ts] (recomendada por la RAE) no es la esperable en español y, por lo tanto, se considera un extranjerismo crudo. Pero, si se le añade una terminación española como -ería o -ero, la palabra ya no es en rigor un extranjerismo crudo.

¿Se puede resolver?

Igual que hace con los derivados de nombres propios como nietzscheano, la RAE propone escribir en redonda (aunque la pronunciación no sea la esperable en español) los derivados del tipo de pizzería, a pesar de que la secuencia -zz- se pronuncia como la de pizza. Curiosamente, en cambio, en la definición de pizzero del DLE, aparece pizzas en cursiva, y eso que en italiano el plural de pizza es pizze, que sepamos.

pizza-711662_960_720Una opción para lidiar con el hibridismo sería poner solo la parte extranjera en cursiva y la otra en redonda (pizzero), pero, claro, este es un recurso inusual en español.

Se podría optar también por poner pizza y otros extranjerismos habituales en redonda, asumiendo excepciones en la pronunciación de los grafemas, pero esto crearía bastante confusión (la secuencia –zz en jazz, por ejemplo, se pronuncia distinta) y sería difícil determinar qué se considera un extranjerismo habitual.

Nuestra solución: adaptar los extranjerismos habituales y escribir, por ejemplo, pitsapizsa y pitsero o pizsero, grafías a las que, no cabe duda, costaría habituarse.

EEUU

¿Eres de los que leen la abreviatura EE. UU. deletreando? Estás creando otro bug.

united-states-of-america-flag-1462903619MOw¿Por qué es un bug?

Porque si la abreviatura de Estados Unidos tiene dos es y dos úes es precisamente por eso, porque es una abreviatura y no una sigla. Por lo tanto, se debe escribir con puntos (EE. UU.) y leerse con las palabras enteras, es decir, como si pusiera Estados Unidos. Leer [é é ú ú] es leer como sigla lo que se ha formado con doble letra por ser abreviatura.

¿Se puede resolver?

Bastaría con poner los puntos a la abreviatura y tratarla como tal. Pero, claro, es más cómodo prescindir de los puntos. Y, si se quisiera probar con la sigla, habría gente a la que le costaría pasar a la que sería la correcta: EU (leída [é ú]).

Nuestra solución: asumir que EEUU ya ha pasado a sigla igual que otras abreviaturas como SA. Al fin y al cabo, algo parecido ocurre cuando se dice etecé, etecé por etc.

993139790_b8704ecac8_o

Y con EEUU acabamos. Como se ha visto, aquí solo hemos hablado de bugs ortográficos, es decir, aquellos en los que se crea un conflicto entre la pronunciación y la escritura. Dejamos pendiente una entrada con bugs gramaticales, correspondientes a las construcciones que, aunque se pueden construir, por algún motivo son anómalas en la lengua, como el uso de determinadas secuencias de clíticos (Me lo tiré es posible, pero no Me te tiré, o no te me quejes, pero no no os me quejéis), las secuencias de preposiciones repetidas (Hablé con con quien viniste) y no repetidas (Vino con a la que le regalaste el bolso), y algunas cuestiones más.

Para terminar, nos gustaría dar las gracias a Xosé Castro por habernos dado la idea de escribir un artículo sobre bugs lingüísticos.

6 Comentarios
  • Jesús Prieto
    Posted at 10:14h, 08 junio Responder

    ¡Me ha encantado!

    Si quería decir algo sobre Xavi y Xabi:

    Si no me equivoco, Xavi (Hernández) se debería pronunciar chabi, a la catalana, mientras que Xabi (Alonso) se debería pronunciar Sabi. Es cierto que los comentaristas deportivos decían «los dos Chabis», que no debería haber sido problema nunca.

    Ahora ya sé porqué se ríe la gente en España cuando pronuncio pizza como piza, que según creo, es la otra variante pronunciada por los italianos del sur. Así pues, empezaré a decir más pitsa: para evitar sonrisas y porque es la recomendación.

    Saludos.

    … Jesús Prieto …

    • Juan Romeu
      Posted at 14:33h, 08 junio Responder

      Muchas gracias por el comentario.

      Sí, en teoría «Xavi» y «Xabi» se pronuncian distinto, pero muchos castellanohablantes no los diferencian. Yo mismo los pronuncio igual, como si tuvieran «ch».

  • Luisro
    Posted at 09:36h, 14 julio Responder

    Enhorabuena por tu blog que lo considero un poco mio también de lo que lo leo, releo y me hace pensar.
    Dándole vueltas a tu sal-le se me ha ocurrido una ideica: ¿por que no sallle?
    Visualmente es muy llamativo al leerlo y la lengua se nos va a pronunciarlo bien, no?
    Un saludo cordial y espero tus próximas entradas en “nuestro” blog.

    • Juan Romeu
      Posted at 21:37h, 14 julio Responder

      ¡Gracias! Sí, así se evitaría la pronunciación como elle, pero se correría el riesgo de que alguien lo pronunciara como «sal» y «lle». Aun así, es una opción más para la lista.

  • Xavi
    Posted at 10:18h, 26 diciembre Responder

    En catalán la x al principio de palabra se pronuncia como cuando haces callar a alguien y que a veces escribimos como “shhh”, pero sin alargar el sonido.
    Me ha encantado el artículo y me ha hecho pensar. Por eso jamás llevaré un vaca en la baca.

    • Juan Romeu
      Posted at 11:06h, 26 diciembre Responder

      ¡Muchas gracias por el comentario! Sí, es peligroso llevar una vaca en la baca en todos los sentidos. ;)

Enviar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza «cookies» para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas «cookies» y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para más información.

ACEPTAR