La RAE mola

La RAE mola

Es frecuente protestar por las palabras que mete o no mete la RAE en el Diccionario. A veces se protesta injustificadamente, como en el caso de los que se quejan de que estén cocreta (que no está), almóndiga (que tiene marca de vulgar) o amigovio y papichulo (en las que se indica que solo se usan en algunos países).

Otras veces, en cambio, se protesta justificadamente, como cuando se lamenta, por ejemplo, que no aparezca alante (aunque sea con marca) o que no estén palabras tan comunes como sanjacobo (o san jacobo), gogó (en el sentido de ‘bailarín de discoteca’, estando, en cambio, la expresión a gogó ‘sin límite’), gincana (o yincana o, al menos, gymkhana en cursiva) o pinganillo, todas ellas presentes, sin embargo, en el diccionario de María Moliner. Pero es más raro que se felicite a la RAE por su trabajo.

Aquí queremos rendir un pequeño homenaje a la RAE recogiendo algunas palabras y expresiones modernas (y no tan modernas) que uno, quizás porque parecen demasiado coloquiales, no esperaría que pudieran estar en el Diccionario. Así veremos que, aunque no siempre lo parezca, la RAE mola. Vamos con ellas.

a pachas

Es una expresión muy común, pero yo jamás habría dicho que pudiera estar en el Diccionario. Es de incorporación reciente y es utilísima para que el que suele tomarse un vino de más sugiera de forma distendida que se pague a partes iguales y no a escote, para así ahorrarse unos euros.

calientapollas

Esta ya estaba en la anterior edición del Diccionario. La definición no tiene desperdicio: «Persona que excita sexualmente a un hombre sin intención de satisfacerlo». La marca de malsonante creo que está más que justificada.

la sinhueso

Llamar así a la lengua a mí me suena ochentero. De hecho, en los años 20 la palabra ya estaba incluida en el Diccionario. Es coloquial y se puede escribir también la sin hueso.

hacerse el longuiszueco2

Esto también es ochentero. En el 70 ya aparecía hacerse el longui y en el 84 entró también como longuis. Se usa para el que se hace el distraído o el sueco (que, según la RAE, viene de zueco, por cierto).

mindundi

Esta palabra suena ochentera también, pero ha entrado hace muy poco. Se refiere a la persona insignificante. Es más expresiva que don nadie.

dedocracia

Suena a palabra inventada en el bar y yo no habría dado un duro por que estuviera en el Diccionario. Pero ya en el 92 aparecía. Su significado es bastante claro: el gobierno por medio del dedo (que señala y elige a su antojo).

recena

Menuda sorpresa me llevé cuando encontré esta palabra en el Diccionario. Yo pensaba que era algo inventado para las bodas.

a mí plin

Otra expresión tan familiar que ni se me habría ocurrido pensar que pudiera estar en el Diccionario. Ni siquiera me había planteado cómo se escribe. De hecho, se puede escribir así o a mí plim. Puede usarse para referirse a que son otros los que no le dan ninguna importancia a algo: a ti plin, a vosotros plin, etc.

biruji

Me llegan a preguntar antes de verla en el Diccionario y seguramente habría dicho que se escribe con v (por ser viento, supongo). Una palabra muy útil, a cuya definición (‘viento frío‘) se le podría añadir ‘que se mete a mala leche por entre los resquicios de la ropa’.

roquechill-out-221971_960_720

El que se queda roque se queda más que dormido. Ya aparecía en el Diccionario de 1970. ¿Su origen estará en el ruido que se hace cuando se ronca? También nos podemos quedar fritos.

fondón

Sabiendo que fondón en el Diccionario, me quedo más tranquilo de que no esté fofisano. Fondón es una palabra perfecta (yo creo que no del todo despectiva) para el ‘que ha perdido la gallardía y agilidad por haber engordado’. En el 56 ya estaba en el Diccionario con este significado. Si no se supiera el estado de gordura de alguien antes, se podría usar gordinflas, que también está en el Diccionario.

titulitis

Otra palabra de bar, que ya aparecía en la edición anterior, con ese -itis que más que inflamación indica apego (en este caso a los títulos), como mamitis (aguditis) (en el sentido de ‘apego a la madre’, no de mastitis), palabra esta que, en cambio, no aparece en el Diccionario. Sí están mieditis y flojeritis (usada esta última en México).

encoñarse

Junto con calientapollas, esta es otra de las perlitas malsonantes del Diccionario. La definición no desmerece: ‘Dicho de un hombre: Dejarse dominar por la relación sexual mantenida con una determinada mujer‘. Ya puestos, se echa de menos enchocharse.

cagaprisas

Ya en 1853 aparecía cagaprisas en algunos diccionarios con el mismo significado de ahora: ‘persona que siempre tiene prisa‘. La RAE no la ha metido en el suyo hasta la última edición. Es también malsonante.

pilatespilates

Sorprende ver este ‘método gimnástico‘ como nombre común en el Diccionario. No sorprende tanto cuando se sabe que Joseph Hubertus Pilates ideó el método a principios del siglo XX. ¿Cuándo aparecerá crossfit?

trepa

En el sentido de ser un arribista aprovechado, entró en el Diccionario en los 80. También me sorprendió cuando vi que estaba.

garrulo, la

Ya en el Diccionario de autoridades (1734) aparecía gárrulo para referirse al que habla mucho. Pero garrulo, como persona rústica y zafia, no apareció hasta la penúltima edición. Yo lo aplico más bien al que no sabe algo.

aplatanarse

Lo mejor de aplatanarse no es que esté en el Diccionario, sino su definición: «Entregarse a la indolencia o inactividad, en especial por influjo del ambiente o clima tropicales».

datáfono

Yo siempre creí que el nombre era un invento de algún amigo, pero, no, datáfono aparece en el Diccionario. No así, sin embargo, TPV, que creo que no es lo mismo, ni bacaladera, que es como se llamaba a esta maquinita para cobrar un pago con tarjeta.

tacataca

Esta es otra palabra que yo creía que era un invento popular. En el Diccionario tacataca remite a tacatá, pero aparecer, aparece; y desde el 84. Ambas se refieren al andador.

morreo

morrear(se)

También en el 84 salía ya morrear como «besarse en la boca largo tiempo». Ahora puede ser el beso prolongado, pero también el que se da de forma insistente. Se considera vulgar.

palmar

Con el significado de ‘morir‘ ya aparece en 1803 (¡qué cosas!). En el nuevo se ha añadido palmarla. Con el significado de ‘perder‘, solo aparece en la última edición, pero como intransitivo: Hemos palmado. De momento, no aparece la acepción transitiva (Hemos palmado el partido).

papear

Desde la última edición, papear aparece en el Diccionario con el significado de ‘comer‘. Es vulgar, eso sí.

curro, currar

En el sentido de ‘trabajo’ y ‘trabajar’ ya aparecían en los 80. No en vano, en el 83 salió la película El currante de Andrés Pajares. La que no está en el Diccionario es currele.

lameculos

Aún quedaba otra perlita malsonante. En este caso la que se refiere a la ‘persona aduladora y servil‘. Curiosamente, esta palabra ya la recogía la RAE en 1927 (como sinónimo de quitamotas) y otros diccionarios en 1853.

a pata

Yo creía que a pata, usado para decir que se va andando, era una expresión modernita e, incluso, vulgar. Pero resulta que ya en el Diccionario de autoridades (en 1737) aparecía. Eso sí, como voz festiva.

Otras expresiones

Como a pata, hay muchas otras expresiones coloquiales que uno (al menos yo), antes de saber que están, no tendría tan claro que aparecieran en el Diccionario. Algunas de ellas son de rositas ‘sin esfuerzo alguno’, de rechupete ‘muy exquisito’, de chiripa ‘por poco’, a porrillo ‘en abundancia’ o santas pascuas.

Acortamientos

Para terminar, además de todas las palabras y expresiones que hemos visto, puede sorprender que el Diccionario haya abierto las puertas a determinados acortamientos. Junto a los clásicos tele, radio, profe, micro (micrófono), bici o seño, se han añadido cole, fisio, compi o insti. Faltan aún algunos como uni, mani (de manifestación), cari (de cariño) o tranqui, pero no está mal.

Hemos visto, pues, que, a pesar de que las palabras tienen que pasar por un proceso largo antes de entrar en el Diccionario, se pueden encontrar en él algunas de rabiosa actualidad. Y eso que, aparte de las que se me hayan pasado, no he hablado aquí de otras palabras modernas cuya pertenencia al Diccionario es más conocida, como pepero, sociata, botellón o tuit, tuitero y tuitear (aunque no wasapear), ni de muchos extranjerismos, como hacker (aunque no hackear) o ranking.

Pero yo creo que, con lo visto aquí, se puede concluir que la RAE mola (molar también aparece en el Diccionario, por cierto). Ya solo le queda meter algunas como enmarronar, postureocortarrollos, mazado, runner… y selfie, claro, para ganarse definitivamente al público.

1Comment

Enviar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza «cookies» para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas «cookies» y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para más información.

ACEPTAR